¿Tapizar con grapadora manual o eléctrica?

Grapadoras para tapizar

Si vas a comprar una grapadora de tapicero para hacer trabajos de tapicería, tienes dos opciones: comprar una grapadora manual o comprar una grapadora eléctrica.

En realidad hay una tercera opción, una grapadora neumática, pero para poder grapar con ella debes tener un compresor y una conexión para enchufar la grapadora. De la grapadora neumática hablaremos en otro post.

Grapadora para tapizar manual Bosch

Grapadora de tapicero manual
Compra aquí tu grapadora de tapicero manual
Una grapadora manual Bosch HT14 es ideal si vas a tapizar algo de forma esporádica. Es una grapadora fabricada con acero, robusta y utiliza grapas de la medida 53, las más habituales en cualquier grapadora manual.

Una grapadora manual de tapicero es la más barata, por un precio de menos de 20 euros puedes comprar una de grapadora apropiada para realizar tus trabajos de tapicería.

Al grapar con una herramienta manual deberás hacer presión mientra trabajas para facilitar que las grapas se claven bien en la madera de la silla o mueble que estés tapizando.

Grapadora para tapizar eléctrica

Grapadora electrica para tapizar
Compra aquí tu grapadora de tapizar eléctrica Skil

Grapar tapizados con una grapadora eléctrica es menos cansado que hacerlo con una grapadora manual.

Aunque hay que mantener con firmeza la grapadora mientras trabajmos, no es necesario hacer fuerza  para que la grapa salga, tan solo pulsando el botón que lleva en su empuñadura se disparan las grapas de forma automática.

Para ello una buena grapadora es la Skil 8200 AA. Se trata de una herramienta de bricolaje de buena calidad que cuenta con 6 metros de cable para poder moverte y trabajar sin limitaciones.

Utiliza grapas de la medida 53 y también puede clavar clavos, lo que la hace ambivalente si necesitas utilizarla para otros proyectos de carpintería.

Tiene tres botones: 
  • Uno de encendido y apagado para evitar grapar si tocamos accidentalmente el pulsador que la acciona. 
  • Otro es el pulsador que está justo en su empuñadura y que es el que iremos presionando para clavar las grapas o clavos.
  • El otro es un botón que podemos girar para graduar la fuerza con la que sale la grapa. Este último es muy útil para adaptar el impacto a la dureza de la base sobre la que queremos tapizar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario